5 claves para un e-Learning eficaz

Todo el mundo acepta, tanto en el ámbito profesional como en el académico, que el e-Learning va a ser una pieza importante (si no la base) de los programas formativos del futuro.

Podríamos decir que esta premisa es ya hoy en día una realidad, si no fuera porque todavía algunos escépticos dudan del poder educativo de las herramientas on-line, quizás influidos por experiencias no del todo alentadoras en plataformas y entornos de aprendizaje mal planteados.

Pero las cifras cantan. Ya en 2012, el 40% de las compañías españolas capacitaban al menos a la mitad de sus empleados a través de programas de e-Learning (1st European e-learning Barometer. CrossKnowledge. 2012). Cifra que ha aumentado en 2013, ya que se crece exponencialmente a un nivel del 50% anual. Se calcula que en España, en 2014, 22 millones de personas realizarán algún curso on-line.

Y es que los beneficios económicos y educativos que supone esta ‘nueva forma de aprender’ son tangibles. Según IBM, cada dólar invertido en e-Learning supone 30 dólares de facturación (The value of training. 2008). No es mala cifra si pensamos que, además, la formación virtual supone ya de por sí un ahorro de costes, e incluso es más respetuosa con el medio ambiente. Y todo ello avalado por estadísticas y estudios que enfatizan que hay un incremento del rendimiento y de los niveles de retención.

¡Todo muy bonito! ¿Verdad? Pues sí, pero no hay que olvidar que el e-Learning es un método educativo (como tantos otros) con infinitud de ventajas, pero que no nos llevará a ninguna parte si lo utilizamos de manera incorrecta. Veamos, por lo tanto, algunas claves que debemos tener siempre en cuenta si queremos crear un entorno de aprendizaje eficaz:

1. Tener siempre presente el objetivo.

El e-Learning responde siempre a una necesidad. Identificar bien las necesidades formativas del alumnado es algo básico si queremos que se dé realmente una situación de aprendizaje, y que este sea provechoso para la persona y para la organización a la que pertenece.

Muchas veces nos centramos en conseguir que nuestra plataforma sea la más bonita, la más completa, la más multimedia… pero la realidad es que no importa que sea algo menos bonita o menos completa (dentro de unos límites, claro), siempre que sirva mejor para cumplir su objetivo.

Esto requiere un buen análisis del alumnado y de la situación del entorno en el que nos vamos a desenvolver (Análisis de la Realidad).

2. No menospreciar el Diseño Instructivo.

A veces cometemos el error de empezar a crear materiales formativos sin haber especificado aspectos como la metodología, los criterios de evaluación, la modalidad del curso (semipresencial, totalmente on-line…), la tutorización…

Podemos contar con unos buenos materiales, pero…¿se adecúan al curso que queremos? Primero hay que pararse a pensar en todos los aspectos formativos que conlleva un curso, eligiendo aquellos que mejor se adecúan a nuestro objetivo. No comencemos a crear la casa por el tejado. Sentémonos a estudiar un poco la globalidad del curso antes de actuar. Una buena planificación nos permitirá personalizar mejor los contenidos y ahorrar en costes de producción (tiempo y dinero).

3. Elaborar Materiales de Calidad.

Habitualmente nos encontramos con plataformas con materiales poco trabajados, obsoletos e inadecuados para el tipo de formación al que nos estamos refiriendo. ¿Colocar 30 PDFs, con formato de hace 20 años, en una plataforma virtual es e-Learning? Rotundamente: No.

El e-Learning supone una estrategia y unos materiales adecuados. Hay que hacer un esfuerzo por aprovechar las ventajas que ofrece un entorno multimedia. Utilicemos materiales atractivos, novedosos, con extensión óptima para el tipo de contenido que se trate, a través del canal adecuado, y beneficiémonos de las virtudes de las herramientas colaborativas on-line. Y, si se siente incapaz, no dude en pedir ayuda a un experto. La formación y capacitación de los creadores de contenido es vital para el desarrollo de un curso de calidad.

¿De qué nos sirve tener la casa más moderna del mercado si la amueblamos con muebles del siglo XVII? Son más pesados y más incómodos que los actuales, posiblemente astillados y, en mi opinión, más feos y menos atractivos en general. Creemos un entorno adecuado y mejorará nuestra percepción de comodidad y nuestra motivación.

4. No todo se puede aprender a través de una pantalla.

Los entornos virtuales son  idóneos para obtener determinadas capacitaciones, pero no sirven para todo. Hay capacidades profesionales y conocimientos que hay que trabajar en un entorno físico. Del mismo modo, no hay que menospreciar el valor añadido que supone el conocimiento personal y la comunicación “tú a tú”.

No dejemos totalmente de lado, pues, la formación presencial. Es por esto que todavía muchas empresas y centros educativos eligen el Blended learning (aprendizaje semipresencial) como el método más apropiado; ya que constituye una especie de ‘híbrido’ que reúne las ventajas de las dos modalidades de formación (on-line y off-line).

5. Abrir el abanico de posibilidades

En un mundo en constante evolución sería un error cerrarse a un modelo de formación o  a unos contenidos específicos. Es por ello que se tiende a la creación de cursos modulares, que permitan la mejora y la re-adaptación de manera fácil.

Las plataformas LMS (como Moodle) nos permitirán enlazar e integrar nuevos contenidos con facilidad, de manera que el curso no quede obsoleto y anticuado a la primera de cambio. También se tiende al uso de píldoras de aprendizaje y a la estandarización, con el objetivo de reutilizar los contenidos formativos en otros cursos y otros entornos formativos.

Los contenidos hoy en día deben de ser dinámicos. El conocimiento y la tecnología avanzan a una velocidad vertiginosa y, por lo tanto, debemos tener esto en cuenta a la hora de llevar a cabo nuestros cursos.

 

Estas 5 claves básicas nos permitirán evitar más de una situación embarazosa y harán que la experiencia de e-Learning se convierta en una situación auténtica de aprendizaje. Seguidlas y veréis como los resultados aumentan y los alumnos os lo agradecen.

The following two tabs change content below.

Óscar Montero

Pedagogo, optimista y eterno aprendiz de informática. Las tecnologías son mi pasión y mi trabajo. Y mis aficiones el deporte y los viajes.
Compartir: