Algunas reflexiones en el Día Internacional de la Copia de Seguridad

Hoy, día 31 de marzo, se celebra el día mundial de la copia de seguridad y que mejor manera de celebrarlo que escribiendo un poco sobre el asunto.

¿Qué es la copia de seguridad?

En el mundo de la tecnología a menudo damos por hecho que todos los empleados son conocedores de algo tan importante y vital en una empresa como son las copias de seguridad, pero no siempre es así. En cualquier caso, nunca está de más darle un repaso al tema. Las copias de seguridad en el entorno empresarial comprenden el respaldo de toda información relacionada con su actividad, partiendo desde la información de todo tipo de documentación hasta la copia de servidores, aplicaciones, bases de datos, etc. Se trata de salvaguardar todo aquello que comprende la actividad diaria de la empresa, ya que, a día de hoy, tenemos prácticamente todo informatizado y sin un ordenador no somos apenas capaces de de sacar el trabajo adelante.

La importancia de realizar copias de seguridad

Ahora bien, quizá haya alguien que se pregunte: “¿Por qué es tan importante hacer copias de seguridad? Yo lo tengo todo guardado en mi escritorio.”

Constantemente estamos expuestos a riesgos reales y más que probables al trabajar con nuestros equipos. En cualquier momento podemos ser infectados por un virus y perder toda la información que almacenábamos en nuestra máquina. Otra de las casuísticas que se pueden dar es que nuestro disco duro se averíe y no podamos acceder a la información, o que nuestro sistema operativo se corrompa y no arranque, con lo que tendríamos que extraer la información del disco en otro equipo y probablemente perdamos configuraciones de aplicaciones y demás elementos importantes. Ante estos riesgos más que evidentes, queda claramente demostrada la necesidad e importancia de realizar copias de seguridad de nuestra información.

Tipos de copia de seguridad

Dentro de las copias de seguridad orientadas a ficheros (documentación), a grandes rasgos, podemos distinguir tres tipos de copia:

  • Copia completa: Tal y como su nombre indica, se copia toda la información al completo. Normalmente esta suele estar ubicada (o debiera estarlo) en unidades de red centralizadas en servidores de ficheros para, de esta manera, hacer la copia en un mismo lugar y poder salvar la información de todos los usuarios/as de la empresa. Requieren de bastante tiempo de ejecución y espacio de almacenamiento disponible, pero son las más útiles, ya que copian toda la información.
  • Copia diferencial: En esta modalidad solo se copiarán los archivos que han sufrido modificaciones desde la última copia completa realizada hasta esta. Al tener que copiar menos datos es más rápida que la copia completa pero abarca menos cantidad de información.
  • Copia incremental: En este tipo de copia solo se copiarán los archivos que han sufrido modificaciones desde la última copia (bien sea incremental o completa) realizada hasta esta. Esta copia será la más pequeña y rápida de todas, pero tardará más tiempo en ser restaurada la información de la misma.

La situación idónea ante estas tres tipologías es la combinación de todas ellas. Un ejemplo típico sería hacer una copia completa mensual, otra semanal todos los domingos y combinarlas ambas con copias diarias tanto incrementales como diferenciales.

No obstante, hoy en día, que trabajamos principalmente en entornos virtualizados, casi son más presentes las copias de seguridad orientadas a máquinas virtuales (principalmente servidores), las cuales se realizan de modo similar a las orientadas a ficheros pero con la particularidad de que son capaces de copiar estados de servidores completos con el fin de poder ser restaurados ante cualquier desastre fortuito que pudiera suceder.

Como apunte añadido, resaltar la importancia que tiene el correcto alojamiento de los ficheros por parte de cada persona. Si la información no está almacenada en unidades de red que dispongan de copias de seguridad configuradas, deberemos ser nosotros mismos/as quienes hagamos copias manuales de nuestra información a discos duros USB por ejemplo.

Medios de almacenamiento para las copias de seguridad

Vale, ya tengo mis copias de seguridad planificadas pero… ¿Dónde guardo ahora la información copiada?

Históricamente el medio más utilizado siempre ha sido el de las cintas LTO. Estas son unas cintas magnéticas que, introducidas en soportes especiales para ello, son capaces de almacenar una cantidad considerable de información. El  estándar LTO Ultrium es el más utilizado y la versión actual tiene una capacidad máxima de almacenamiento de 2,5TB de datos por cinta. Como medio más práctico y fácil de implantar están los discos duros USB, pero quizá uno de los medios más versátiles y completos sea el almacenamiento en red. Este puede realizarse en una cabina de almacenamiento SAN conectada a la red o bien en un NAS. Ambas opciones son robustos sistemas de almacenamiento en red dotados de gran redundancia y seguridad para la información contenida en ellos. La ventaja de las cintas respecto a los sistemas en red o discos duros USB radica en la facilidad de transportar y almacenar la información en un lugar físicamente seguro y distinto de la oficina, mientras los sistemas de almacenamiento en red suelen estar ubicados en la misma oficina donde se genera la información y, en esta situación, no estaríamos cubiertos ante cualquier desastre natural como un incendio o inundación, por ejemplo.

The following two tabs change content below.

Haritz Elizetxe

Entusiasta de la vida. Sincero sin remedio. Fanático de la música y optimista convencido. Me encanta la montaña, sobre todo en invierno, viajar cuando puedo y disfrutar de conciertos.
Compartir: