Cómo mejorar el rendimiento de Windows

Realizar mantenimientos periódicos a nuestro PC es una tarea fácil que cualquier usuario puede llevar a cabo independientemente de su nivel de conocimientos informáticos. El objetivo final es mejorar el rendimiento de nuestro ordenador.

El síntoma más común que presentan los equipos sin un buen mantenimiento es la ralentización tanto de los procesos ejecutados como de Internet. Esto sucede con casi todos los sistemas operativos, en especial Windows, y son varias las causas por las cuales éstos no están al 100%.

En este post voy a describir algunas de las tareas que se pueden realizar para alargar la vida útil de nuestro PC. Me he basado en un Windows 7, sin embargo, en otras versiones las instrucciones son similares.

Quitar programas que no utilizamos

El primer paso de todos, y el más sencillo, es la eliminación de programas que ya no usamos. Éstos ocupan la memoria de los equipos y consumen recursos provocando que, con el tiempo, los dispositivos vayan más lentos. Para ello sólo tenemos que ir a Inicio – Panel de control y seleccionar la opción “Desinstalar un programa”, y eliminar aquellos que ya no nos son útiles.

Liberar espacio en el disco

Otra manera de obtener espacio en disco es a través de la herramienta “Liberar espacio”. Ésta puede aplicarse a cualquier unidad de disco duro que se posea para eliminar archivos antiguos y temporales. Para ejecutarla, seguid estos pasos:

  1. Haz clic en Inicio y entra en Equipo.
  2. Sobre Disco Local (C:), haz clic derecho para poder acceder a la opción Propiedades.
  3. Se abrirá un cuadro de diálogo y, en la pestaña General, clica sobre el botón Liberar espacio para que la herramienta examine el disco. Esta acción puede tardar varios minutos.
  4. Aparecerá otro cuadro, Liberar espacio, en el que obtendrás una lista de archivos para eliminar. Actívalos o desactívalos a tu elección y clica Aceptar para eliminarlos.
Liberar espacio en el disco 01

Desfragmentar el disco duro

El objetivo de este proceso es organizar los archivos contenidos en el disco duro para que al equipo no le cueste tanto tiempo leerlos. Cuando el sistema guarda un archivo, busca los fragmentos libres para alojarlo, por tanto, es muy probable que los cambios se almacenen en fragmentos diferentes a los originales produciendo con ello la fragmentación.

La herramienta de desfragmentación organiza todos los fragmentos de un archivo para que el sistema pueda leerlos de manera más eficaz, incrementando con ello la velocidad del mismo.

Del mismo modo que antes, este proceso lo podemos realizar en cualquiera de las particiones del disco duro. Los pasos a seguir son:

  1. Haz clic en Inicio y entra en Equipo.
  2. Sobre Disco local (C:), haz clic con el botón secundario para poder acceder a la opción Propiedades.
  3. Haz clic sobre la pestaña Herramientas, y luego sobre el botón Desfragmentar ahora.
  4. En el cuadro de diálogo que aparece selecciona la unidad de disco duro que quieras y luego pincha en Desfragmentar. Esta última acción puede tardar varias horas. Cuando termine haz clic en Cerrar.
Desfragmentar disco duro 01

Desconectar conexiones de red sin usar

Las unidades de red pueden suponer un problema para nuestro equipo ya que ralentizan, y mucho, el inicio de nuestros ordenadores cuando éstos intentan conectarse y éstas no responden inmediatamente. Ocurre lo mismo con la velocidad de los programas, puesto que analizan todas las unidades conectadas para mejorar sus funcionalidades y, si no obtienen respuesta, incluso pueden llegar a bloquearse.

La solución: desconectar las unidades de red que no utilicemos.

  1. Haz clic en Inicio y entra en Equipo.
  2. Accede al menú Herramientas (si está oculto pulsa la tecla Alt para mostrarlo en la barra superior) o haz clic derecho sobre Red y clica sobre Desconectar unidad de red.
    Desconectar unidad de red 01
    Desconectar unidad de red 02
  3. Selecciona las unidades de red que ya no necesitas y clica en Aceptar.
  4. También se puede realizar ésta acción haciendo clic derecho sobre la unidad a desconectar y eligiendo la opción “Desconectar”

Actualizar el sistema operativo

El sistema operativo es la base sobre la que funcionan todas las aplicaciones. De modo que, si no lo tenemos al día, cualquier problema en él lo veremos reflejado en nuestra actividad diaria.

Los contratiempos más habituales son las incompatibilidades en aplicaciones, los problemas de ejecución y de seguridad, o las infecciones de virus. Por ello es importante mantener actualizado el sistema operativo, los drivers y el antivirus.

Ésta es una tarea sencilla ya que muchas de las actualizaciones a realizar son automáticas (los propios ordenadores nos avisan de su disponibilidad o las ejecutan automáticamente si así las configuramos) y gratuitas.

Si queremos consultar, buscar actualizaciones nuevas o cambiar su configuración debes seguir los siguientes pasos:

  1. Haz clic en Inicio y haz clic derecho en Equipo, a continuación clica en
  2. Clica en Windows Update (disponible en la parte inferior del menú lateral izquierdo)
    Windows Update
  3. Una vez dentro del panel de actualizaciones podemos buscar actualizaciones o realizar otras acciones como cambiar la configuración, ver historial, etc.
    Windows Update

Reparar el Registro de Windows

El registro de Windows está compuesto por una serie de archivos con información útil tanto para el sistema operativo como para otras aplicaciones. Por ejemplo, Windows obtiene del registro las aplicaciones instaladas, los archivos que pueden crear y los programas para abrirlos, las aplicaciones que debe arrancar cuando se inicia, etc. Del mismo modo, los programas utilizan el registro para guardar su configuración y otros datos para su correcto funcionamiento.

Las herramientas que reparan el registro de Windows lo que hacen es eliminar las configuraciones obsoletas para dejar más espacio en el disco duro y que la búsqueda en él sea más eficiente. En el último apartado citamos algunas utilidades para realizar ésta tarea.

Limpieza externa del equipo

La acumulación de polvo y partículas en los componentes internos del equipo pueden provocar que el calor generado en los mismos no se disipe como debiera y se reduzca la vida útil del sistema.

De modo que es importante mantener limpio el ventilador para conservar en buen estado su capacidad de enfriamiento, y el resto de elementos para evitar sobrecalentamientos y cortocircuitos.

Software Adicional

Cabe destacar que existen aplicaciones que pueden realizar de forma automática varias de las actividades propuestas en este post.

  • CCleaner: libera espacio en el disco duro borrando archivos temporales, vaciando la papelera de reciclaje, eliminando accesos directos muertos o limpiando el registro de Windows.
  • Advance Uninstaller Pro: realiza las mismas tareas que la herramienta anterior, incluyendo la desfragmentación del disco duro y la desinstalación de programas en Windows así como las entradas de éstos en el Registro.
  • Privacy Eraser: borra archivos generados al navegar por Internet y aquellos del disco duro que hace tiempo no se usan, y administra las cookies y los programas instalados al inicio del sistema operativo.
  • Spyware Search & Destroy ó Malwarebytes: revisa el sistema operativo en busca de malware y lo elimina.
  • SlimCleaner: tiene las mismas prestaciones que CCleaner, solo que además permite comparar toda la información recibida con una comunidad de usuarios como si fuera una red social.

En resumen

Como ya hemos visto, tan importante es realizar en nuestros dispositivos un mantenimiento informático como físico. La periodicidad del mismo va a depender del uso que se le dé (horas diarias que permanece activo, tipo de aplicaciones que se ejecutan), del ambiente en el que se encuentre (polvo, calor) como del estado general del equipo.

Puede resultar aconsejable realizar su mantenimiento cada tres meses, aunque algunas de las actividades descritas requieran una periodicidad menor.

No obstante quería destacar que, independientemente de lo minuciosos que seamos a la hora de mantener nuestros dispositivos actualizados y limpios, siempre hay variables que no podemos controlar: un disco duro nos puede fallar cuando su vida útil llega a su fin, o un nuevo virus para el que nuestro antivirus o antispyware no está preparado puede infectar nuestro sistema.

Por ello, si dispones de información importante es recomendable realizar un backup o copia de seguridad del disco duro del PC a discos duros externos o la nube. Esta acción se puede complementar con la creación de puntos de restauración, es decir, copias de seguridad que se clasifican con una fecha y una hora específica.

Y como siempre aconsejo, prestad mucha atención a todo aquello que instaláis en los equipos para evitar que os consuma recursos de forma excesiva y sin control.

The following two tabs change content below.

Fausto López

Soy una persona alegre, positiva, en formación continua, responsable e implicado en todo lo que hago. En lo personal soy muy familiar, me encanta bailar, ir al cine y viajar.

Latest posts by Fausto López (see all)

Compartir: