Soluciones Integrales para empresas II. Hoy, los CRM

Hoy continuamos nuestra introducción a las Soluciones Integrales para Empresas explicando qué es, para qué sirve y qué ventajas nos aporta un CRM.

¿Qué es un CRM?

CRM o Gestor de Relación con el ClienteCRM son las siglas de Customer Relationship Management o Gestor de Relación con el Cliente.

Estas herramientas sirven no sólo para conseguir nuevos clientes (que es lo que cree mucha gente) sino también para fidelizar los que ya tenemos, porque… ¿de qué sirve conseguir nuevos clientes si no somos capaces de retenerlos?

Si bien es cierto que muchos ERP pueden disponer de un pequeño módulo de CRM, suele ser un tanto escaso en funcionalidad, por lo que si queremos beneficiarnos de las ventajas que ofrece un buen sistema CRM, es mejor confiar en una aplicación que se centre en este objetivo.

Ventajas y desventajas:

  • La lista de ventajas y desventajas es muy similar a la enumeración que hacíamos hablando de los ERP. Existe una base de datos común, son modulares y configurables, multiplataforma (ya que mediante navegador o una aplicación nativa para smartphone o tablet podemos acceder a sus datos) y, por supuesto, hay todo un mercado en cuanto a licenciamientos y posibilidades de instalación.

  • En cuanto a las desventajas, y al igual que en los ERP, su implementación y adaptación a nuestra forma de trabajar puede ser costosa y compleja, por lo que debemos seguir la premisa sobre realizar la consultoría para analizar qué CRM se ajusta mejor a nuestra forma de trabajar o, si es la primera vez, empezar poquito a poquito a adquirir pautas de trabajo. Quiero decir, que actualmente existen muchos CRM con distintas versiones  según funcionalidades ofrecidas. Desde una versión gratuita que permite a las empresas noveles empezar a implantar  un proceso comercial inicial, a poco a poco ir evolucionando, adaptando su CRM a otras versiones de pago mucho más completas y con funcionalidades que mejoren y potencien su actividad comercial.

Como recomendación en este aspecto, os puedo decir que siempre os sentéis a pensar en cómo trabajáis o cómo os gustaría trabajar. Qué información os gustaría obtener del CRM y cómo os puede ayudar a mejorar y, segundo: consultar, consultar y consultar (repito lo que dije en el post anterior: consultar a empresas especializadas que os puedan hablar de más de un producto). Os aconsejarán sobre lo que os va mejor según vuestras necesidades y, si no lo tenéis muy claro, siempre es mejor una herramienta que te ofrece la posibilidad de empezar con lo básico (casi siempre gratuito) y que luego según se va evolucionando, te permita actualizar a versiones superiores (de pago). Os preguntaréis por qué… ¡sencillo! Cuando no se ha llevado a cabo una actividad comercial unificada y se deja al equipo comercial que vaya a su libre albedrío, muchas empresas que se plantean instalar  un CRM no tienen claro cómo quieren trabajar, por lo que probar una versión gratuita no va a suponer ningún coste hasta que por fin se adopte el modelo adecuado y se decida explotarlo al 100%, momento en el cual nos podremos plantear el migrar a una versión superior de pago si se ve que la versión gratuita se queda pequeña.

El símil que os puedo poner sería el de un conductor novel, ya que… ¿quién se compraría un Ferrari recién sacado el carnet de conducir? Por un lado está “la pasta” y por otro la experiencia de conducción. Lo lógico es que te entrenes conduciendo un coche asequible por si lo rayas o algo peor (madre mía… rayar un Ferrari… se me ponen los pelos como escarpias) y cuando ya te sientes cómod@ al volante, es hora de cambiar a un modelo superior (oye, y si te va muy bien y te lo puedes permitir, pues te compras el Ferrari…)

Y con esto, me despido hasta la semana que viene. Espero que os haya gustado tanto como a mí el hecho de escribirlo 🙂

Sentiros con la libertad de hacernos llegar vuestros comentarios, dudas o consultas.

Compartir: