E-Learning: remedio contra los ladrones de tiempo

El tiempo, ese gran aliado y enemigo a la vez, que pocas veces sobra y tantas veces se vuelve en nuestra contra. Ese que siempre pasa, a veces fugaz, y a veces lentamente ¡Ay, el tiempo! De ti voy a hablar hoy porque, casi siempre, faltas.

Y es que ya lo decía el nombre de aquel programa de Constantino Romero, que tantas horas nos entretuvo: “El Tiempo ES ORO”. Y, si no es oro, al menos en el mundo empresarial es eficiencia y rentabilidad y, por lo tanto, DINERO.

La gestión ineficaz del tiempo

El tiempo es, por lo tanto, un recurso valioso, pero que muy pocos saben optimizar. No en vano, la buena gestión del tiempo es una capacidad que cada vez se valora más en los trabajadores. Pero también es cierto que, a veces, el mal aprovechamiento del tiempo no depende tanto del proceder individual de los empleados, sino de los propios procedimientos a nivel empresarial, que nos hacen embaucarnos en tareas tediosas y a veces inútiles, que resultan en sí mismas una pérdida total o parcial de tiempo.

Los ladrones de tiempo

Los ladrones de tiempo vienen a ser aquellos factores que intervienen de manera negativa en el tiempo, haciendo que lo perdamos o no le saquemos todo el provecho posible. Estos, pueden ser internos o externos:

  • Internos: falta de planificación, priorización de tareas confusa o inadecuada, dejar cosas a medias, perfeccionismo, desorden, fatiga, estrés…
  • Externos: llamadas de teléfono, e-mails, reuniones ineficaces, interrupciones, procedimientos administrativos engorrosos y/o excesivos…

Como se puede ver, algunos ladrones del tiempo son impredecibles y, hasta cierto punto, incontrolables, pero hay otros en los que podemos intervenir y paliar de este modo su incidencia negativa. Es aquí donde entra en juego nuestro posible gran aliado: el E-LEARNING.

e-Learning contra los ladrones del tiempo

No, no es este el título de una nueva película de James Bond, sino la realidad que puede hacer avanzar y retomar el vuelo a una organización.

Si bien es cierto que las soluciones de e-Learning no pueden hacer frente a todos los ladrones del tiempo, sí hay algunos que puede contrarrestar de forma totalmente efectiva. Quedan identificados en la siguiente imagen, después de haber sido pillados infraganti robando el tiempo a unos indefensos empleados.


Los 5 ladrones del tiempo que puede paliar el e-Learning

Normalmente, cuando hablamos de e-Learning y ahorro, solemos hacer énfasis en el ahorro de costes directo que supone, pero… ¿cuánto tiempo podríamos ahorrar teniendo controlados a estos cinco delincuentes de la temporalidad? La respuesta es simple: muchas horas por empleado, lo que se traduce en grandes dosis de rentabilidad.

Los trucos de la formación on-line

Sí sí, está bien dicho: trucos. Y es que, con una buena planificación de e-Learning, podremos ver como el aprovechamiento del tiempo se multiplica como por arte de magia. A veces, a través de estrategias realmente simples. Aquí ponemos algunos ejemplos de cómo combatir los ladrones del tiempo anteriormente mencionados.

  • Crear minicursos y píldoras de aprendizaje para explicar procedimientos que debe saber toda la organización: manuales de acogida, procedimientos de inserción de partes de trabajo, cursos de prevención de riesgos laborales…
    Con esta medida evitaremos tener que asignar una o varias personas para formación inicial cada vez que alguien se incorpora a la organización; ¡un buen curso y listo! Y así aseguramos que las ideas están bien recogidas y que está accesible para volver a ser realizado en cualquier momento.
    También es una buena fórmula para explicar procesos o conocimientos destinados a toda la organización (prevención de riesgos laborales, normativas, procedimientos…). Nos ahorraremos horas destinadas a impartir cursos a toda la plantilla y podemos hacer que aprovechen sus tiempos muertos (desplazamientos en tren, minutos sueltos en la oficina, esperas…) para realizar la formación.
  • Generar un repositorio de documentos, que sea accesible por todos los agentes implicados. Así podremos asegurar que la gente utiliza la última versión de un documento, a la vez que no se pierde tiempo buscándolo en otro lugar. Por supuesto, ganaremos efectividad si utilizamos elementos como tags, posibilidad de organización por autor, temáticas, áreas, fecha, etc…
  • Crear espacios para la discusión y colaboración entre trabajadores. Fomentar la relación entre expertos  en temáticas concretas y la mentorización ¿Cuánto tiempo perdemos a veces en solucionar un problema que luego nos enteramos que ya había logrado solucionar un compañero con anterioridad? Con esta sencilla solución, conseguiremos varios beneficios: ahorro de tiempo, enriquecimiento personal, aumento de la capacitación y de la “inteligencia colectiva” de la organización, motivación de los colaboradores, etc.
  • Webinars: si nuestros trabajadores están dispersos en distintas sedes, podemos optar por una formación síncrona a través de un webinar, y ahorrarnos múltiples gastos (económicos y temporales) de desplazamientos. Además, podemos grabarlo y que quede ahí para ser nuevamente consultado o visto por nuevas incorporaciones a la organización y/o al proyecto.

¡Y mucho más!

Estos son solo algunos ejemplos, pero los caminos del e-learning son prácticamente infinitos. La variedad de metodologías, herramientas y técnicas hacen un cúmulo de posibilidades que pueden hacer frente a las necesidades de cualquier organización. Solo hace falta un buen análisis de la situación, unas mentes despiertas, una detenida planificación y ganas de crecer (individual y colectivamente). Recuerdo como en una gran compañía lograron rebajar sustancialmente el número de llamadas a gestión de incidencias a través de un sencillo sistema en el que se recopilaban vídeos de uno o dos minutos de los propios empleados indicando como habían resuelto problemas surgidos en su día a día, ahorrando de esta manera cientos de horas de trabajo… simple, ¿no? ¡Pero efectivo! Y es que, a veces, no es cuestión de reinventar la rueda, sino de encontrar y activar la tecla que funciona.

The following two tabs change content below.

Óscar Montero

Pedagogo, optimista y eterno aprendiz de informática. Las tecnologías son mi pasión y mi trabajo. Y mis aficiones el deporte y los viajes.
Compartir: