Las “3 C” del e-Learning

¿Cuáles son los objetivos que debería cumplir cualquier experiencia de e-Learning? Re-pensando sobre las estrategias de formación online, me he dado cuenta de que se pueden resumir en tres puntos, que deberíamos tener siempre presentes en nuestros programas de formación:

1. Comunicar

Comunicar es más que mostrar o transmitir información. Es llegar al alumno, conmover, mover a la acción y no dejarle indiferente.

Requiere trasladar al alumno entusiasmo, veracidad… mostrar que creemos lo que enseñamos y que nos parece importante para su desarrollo personal y/o profesional.

También precisa de un proceso de empatía por parte del facilitador de aprendizaje, que debe adaptar su mensaje a los conocimientos y características de los educandos, facilitando la comprensión del mismo y su correcta interpretación.

Asimismo, hay que tener siempre presente que nos dirigimos a personas y que nuestro objetivo principal es que estas aprendan. Mostrarse cercano y no perder de vista los afectos que pueden ocasionar nuestras palabras son también buenas estrategias para conectar y lograr ese clima de respeto y receptividad que toda buena comunicación necesita.

En resumidas cuentas, el que comunica explica, ejemplifica y no complica. Y, sobre todo, se implica.

2. Compartir

Un curso es toda una experiencia de “solidaridad intelectual”, en la que se comparten conceptos, experiencias, estrategias, ideas, consejos… todo tipo de conocimientos que permitan al alumno aprender algo nuevo.

Este “intercambio de saberes” puede darse de un experto a un aprendiz, entre los propios alumnos o, lo común y más provechoso, de un modo mixto, utilizando metodologías que alternen presentaciones por parte de un experto con herramientas de aprendizaje colaborativo.

Se trata de que cada participante en el curso saque lo que tiene dentro y colabore activamente en favor de la comunidad de aprendizaje. El diseño instruccional debe facilitar este tipo de actividades, a través de la utilización de herramientas de Social Learning que favorezcan el flujo comunicativo.

3. Capacitar

El modelo actual de aprendizaje se basa más en competencias que en objetivos. Las competencias son capacidades que afectan a la integridad de la persona, desde sus conocimientos a sus habilidades, sus valores y su carácter.

De este modo, capacitar es hacerle a alguien apto para desenvolverse en un oficio, una rama del saber, una situación o ante la vida.

Capacitar es más que enseñar, porque implica que ha habido un aprendizaje. Dependiendo de la tipología del curso, este aprendizaje será más o menos técnico, pero no hay que perder de vista siempre ciertas capacidades que tienen que ver con la propia persona.

Un buen curso debería no sólo hacernos más sabios, sino también debería inspirarnos; despertar en nosotros la curiosidad por lo que hemos aprendido y motivarnos a la acción y a querer saber más. Esto es, fomentar una actitud y moldear el comportamiento futuro.

Modelo ·3C

Y tú… ¿qué opinas del modelo 3C?

The following two tabs change content below.

Óscar Montero

Pedagogo, optimista y eterno aprendiz de informática. Las tecnologías son mi pasión y mi trabajo. Y mis aficiones el deporte y los viajes.
Compartir: