Protegiendo repositorios de Git con Latch y Latch-cmd (Parte 1)

En mi anterior entrada os hablé acerca del proyecto latch-cmd y el concurso de plugins de Latch 2015. El pasado día 26 de mayo estuve en Madrid presentando este proyecto en el Security Day 2016 , junto con el resto de premiados en los concursos de Latch y Sinfonier. El evento estuvo genial (¡enhorabuena a todo el equipo de Eleven Paths!) y lo podéis ver completo en esta lista de Youtube, donde también están las presentaciones de los plugins ganadores de ambos concursos.

Como también os adelanté, en esta entrada veremos cómo aplicar Latch-cmd a un caso práctico. En este caso vamos a ver cómo utilizar esta sencilla aplicación para proteger repositorios de Git frente a pushes (subidas de código) no deseados, haciendo uso de hooks.

Qué vamos a hacer

Supongamos que tenemos un servidor propio o self-hosted (no servicios como Github o Bitbucket) en el que alojamos repositorios de Git (y que utilizamos seguramente como repositorio maestro o punto de encuentro entre varios desarrolladores) y queremos tener la posibilidad de bloquear los pushes o subidas de código a determinados repositorios o ramas de los mismos, de manera que podamos gestionar desde la aplicación móvil de Latch estos bloqueos.

Así por ejemplo, si latcheamos (bloqueamos) una rama de un repositorio y algún usuario trata de hacer un push a la misma con nuevos commits, recibirá un error indicándole que la rama está bloqueda y debe esperar a que sea desbloqueada o consultar con el administrador del repositorio. Esto puede ser muy útil para congelar el estado de un repositorio o rama concreta, por ejemplo mientras se prepara una nueva release, se realiza una review de código o se llevan a cabo tareas de mantenimiento.

Para ello utilizaremos Latch-cmd y un sencillo hook que se ejecutará siempre que se haga un push a un repositorio y comprobará que la rama no esté bloqueada (protegida con Latch y con el pestillo activado) antes de permitir realizar las actualizaciones.

Qué necesitamos

Para llevar a cabo esta integración es necesario tener una máquina (preferiblemente GNU/Linux) con Git y Latch-cmd instalados, donde alojaremos nuestros repositorios protegidos con Latch. Para que sea más sencillo trastear con este ejemplo, he preparado una pequeña configuración con Vagrant que puedes encontrar aquí y basta con clonar en un directorio cualquiera y hacer vagrant up para arrancar una máquina virtual con todo lo necesario instalado.

Como es lógico, también necesitamos tener una cuenta de desarrollador de Latch (podéis registraros aquí), ya que tendremos que crear una aplicación para gestionar los pestillos de nuestros repositorios.

Paso 1: Crear la aplicación de Latch y parear una cuenta

El primer paso es crear una aplicación en Latch. Para ello basta con iniciar sesión en el área de desarrolladores y en la sección Mis aplicaciones pulsar en Añadir una nueva aplicación. En mi caso voy a llamarla Git Latch, pero se le puede poner el nombre que se prefiera (no es importante). Esta será la aplicación que utilizaremos para gestionar todos nuestros repositorios de Git protegidos con Latch.

Una vez creada la aplicación, el siguiente paso es crear operaciones que se asociarán con cada una de los repositorios y ramas de los mismos. La aplicación Git Latch actuará como un pestillo maestro, de manera que si está activo no se permitirán pushes a ninguno de los repositorios protegidos con este sistema.

Lo que vamos a hacer es crear una operación por cada repositorio que queramos proteger con Latch y por cada rama de dicho repositorio una suboperación. Por ejemplo, supongamos que tenemos un repositorio alojado en el directorio /srv/git/my_repo que tiene dos ramas; master y dev. Para este repositorio deberemos crear la siguiente estructura de operaciones:

operaciones

Una vez creada la aplicación y las operaciones correspondientes a nuestros repositorios y sus respectivas ramas deberemos parear una cuenta con esta aplicación, para lo que podemos utilizar Latch-cmd. Desde la aplicación móvil de Latch basta con pulsar en Añadir nuevo servicio y después en Generar nuevo código para obtener el token. Una vez que aparezca el token en la pantalla podemos utilizar el siguiente comando de Latch-cmd para parearlo con nuestra aplicación:

$ latch-cmd app pair --app=YUWWMMA8wLwQmKPXeb6F --secret=MuRC6y68Xh3KQXMW2tmYxKjfw89BJxguyrLXNXE4 --token=MiToken

*NOTA: Sustituye los parámetros –app y –secret por los correspondientes a tu aplicación y el parámetro –token por el código que aparece en la aplicación móvil.

Si los datos son correctos, Latch-cmd pareará la cuenta y nos devolverá el ID de cuenta, que es MUY importante que guardemos, ya que lo necesitaremos más adelante. Además, en la aplicación móvil de Latch nos aparecerá el nuevo servicio Git Latch con la estructura de repositorios y ramas que hayamos definido:

git-latch-aplicacion

git-latch-repo

git-latch-ramas

Como se puede ver, podemos bloquear repositorios a nivel de rama o suboperación (solo los pushes a esa rama serán bloqueados), repositorio u operación (todas las ramas protegidas por Latch del repositorio son bloqueadas) y aplicación (todas las ramas de todos los repositorios), por lo que tenemos bastante libertad a la hora de gestionar el acceso a nuestros repositorios.

Conclusiones

Con esto ya tenemos creada nuestra aplicación en Latch y definidos el repositorio y ramas que queremos proteger. Además, hemos pareado esta aplicación con nuestro móvil, que utilizaremos para controlar el acceso a los repositorios. En la siguiente entrada veremos cómo proteger los repositorios de Git creando un sencillo hook y utilizando Latch-cmd.

The following two tabs change content below.

Mikel Pintor

Desarrollador web.

Latest posts by Mikel Pintor (see all)

Compartir: