Tendencias e-Learning para 2015

Se acerca el final de 2014 y, como es costumbre, nos paramos a pensar en qué nos deparará el futuro en el año que llega. En lo personal, cada uno nos desafiamos con nuevos propósitos, que rara vez se llegan a cumplir, pero, en lo profesional… ¿qué nos deparará este nuevo año? Pues para los profesionales de la educación online se augura un período, cuanto menos, entretenido.

1. Bigdata. Nadando en un mar de datos.

El Bigdata (tratamiento de grandes cantidades de datos) llega a la formación. Aquellos que sepan emplear adecuadamente los datos y aprovechen su potencial liderarán el sector y se distanciarán de la competencia.

Además, un buen tratamiento de los datos nos permitirá conocer mucho mejor el panorama educativo, permitiendo ajustar mejor los programas formativos. A la larga, esto permitirá una mayor personalización del aprendizaje a través de entornos adaptativos, que se adecuen a centros de interés, estilos de aprendizaje, nivel de compromiso, competencias… de cada educando.

2. eLaas (e-learning as a service). Tú aprende, que nosotros nos ocupamos del resto.

Los servicios “en la nube” han llegado para quedarse y el e-Learning no es ajeno a esta realidad. Cada vez son más las herramientas que ofrecen una serie de soluciones educativas a cambio de una cuota mensual o una cuota por alumno. Ellos se ocupan de todo (hosting, seguridad, incidencias…) y tú sólo tienes que preocuparte de disfrutar de las ventajas del servicio.

Son varios los LMS que ya utilizan esta modalidad, así como varias herramientas y plataformas que han aparecido recientemente, en detrimento de la modalidad clásica de instalación y mantenimiento interno de las plataformas que sustentan la formación.

3. Gamificación y Storytelling. Entretenimiento con finalidad educativa.

La gamificación cobra cada vez más fuerza y durante 2015 seguirán apareciendo nuevos casos de éxito. La conversión de los aburridos espacios de aprendizaje en entornos más entretenidos e interactivos marcará las acciones formativas del futuro. En muchas ocasiones, la gamificación vendrá acompañada, como es habitual, del Storytelling: transmitir conceptos e ideas a través de historias, dotando al contenido de un contexto que ayude a su comprensión.

Ambas metodologías pretenden convertir el aprendizaje en una experiencia más agradable, permitiendo no sólo comunicar, sino cautivar, motivar y emocionar a los educandos.

4. Acceso rápido al conocimiento. La era de la inmediatez.

Vivimos en la sociedad de la inmediatez, en la que todo ocurre a una velocidad vertiginosa, los feedbacks tienen que ser inmediatos para ser efectivos y todo avanza de manera rápida. El e-Learning tiene que mostrarse más que nunca en el momento y el lugar que la persona desee. Por esta razón, sigue siendo imprescindible ahondar en el Mobile-Learning (m-Learning) como necesidad y tendencia. Contenidos multiplataforma y el diseño responsivo (responsive design) serán más que nunca una exigencia si no queremos quedarnos atrás.

También se llevarán los entornos de aprendizaje “ágiles”. Es decir, la separación de los contenidos en pequeñas píldoras de aprendizaje, a las que podamos acceder rápidamente y que podamos realizar con celeridad.

5. Connected Learning (c-learning). Un mundo hiperconectado.

Vivimos continuamente conectados, a la información y a las personas. Triunfarán aquellos métodos educativos que acepten esta premisa y aprovechen su potencial. Las plataformas de trabajo colaborativo seguirán cobrando fuerza, así como la existencia de repositorios digitales (privados y públicos) donde compartir contenidos, experiencias, documentación… la inteligencia colectiva y la posibilidad de compartir conocimiento ganarán presencia y efectividad.

Por otro lado, proliferará el uso de los wearables y la realidad aumentada, que nos mantendrán aún más conectados con el mundo. De este modo, los desarrolladores tecnológicos tendrán que trabajar en la creación de APIs que permitan la comunicación entre distintos programas y herramientas digitales. Las nuevas plataformas educativas deberán contar con APIs para posibilitar el flujo de datos entre sí y el flujo de datos con otras tecnologías (wearables, redes sociales y todo tipo de dispositivos).

En este sentido, mientras que xAPI no acaba de despegar como sustito de SCORM, varias herramientas van ganando adeptos (como Captain UP, openbages…).

6. Flipped clashroom. Invirtiendo en clase.

La clase invertida cobrará más relevancia y seguirá creciendo el número de recursos y nuevos métodos asociados a este concepto. Muchos profesores más se sumarán a esta nueva concepción del entorno escolar y se utilizará también este sistema en entonos no-formales.

Esta concepción de la enseñanza vendrá de la mano de varias de las tendencias anteriormente comentadas (repositorios digitales para que los profesores compartan experiencias, entornos más “ágiles”, estrategias de C-Learning…).

7. MOOCs y Vídeo-Learning. Persistiendo en el Top.

Dos de los grandes protagonistas de 2014 seguirán consolidándose en 2015. Los MOOCs siguen con su imparable crecimiento exponencial (1.533 MOOCS ofertados a nivel mundial en Febrero de 2014, 2.702 en Julio y 3.246 en Septiembre / Ver fuente) y son cada vez más sofisticados, aprendiendo de los ‘errores’ y confusiones que todo inicio supone.

Por su lado, el vídeo sigue afianzándose como el medio de comunicación más potente y el e-Learning sigue confiando en él por las ventajas que supone su uso.

8. Adiós a la hegemonía de los LMS. Bienvenida a la pluralidad.

El LMS tal y como lo entendemos en la actualidad está condenado a desaparecer con los años. Ante esta realidad, los grandes LMS, incluido Moodle, deberán tomar una decisión ineludible: renovarse o morir.

Poco a poco se irán abriendo hueco los LRS (Learning Record Store) y se optará por ofrecer contenidos y experiencias de aprendizaje en distintas plataformas/herramientas, pero contando con un sistema que nos permita aglutinar/medir/analizar los resultados del aprendizaje. Además, se incorporará la medición del aprendizaje informal y social, lo que exigirá un cambio en los diseños y planificaciones formativas. Entrarán aquí en juego las figuras de los asesores y consultores pedagógicos como parte importante del tejido formativo (sobre todo a nivel empresarial).

9. El alumno, principal protagonista.

Todo lo mencionado en las anteriores tendencias tiene un denominador común: una concepción cada vez más patente del alumno como protagonista principal e indiscutible de su formación, avanzando hacia modelos cada vez más autónomos, interactivos y en los que el aprendizaje a través de la acción y el aprendizaje por descubrimiento se elevan hacia cotas nunca antes vistas.

Asimismo, el empoderamiento seguirá siendo una de las principales tendencias a nivel teórico (enfatizando el uso de la tecnología como TEPs: tecnologías del Empoderamiento y la Participación), y se seguirá hablando de términos como self-cuantification y Entornos Personales de Aprendizaje. Del mismo modo, habrá interés por recuperar el lado humano de la educación sin menosprecio de la tecnología, poniendo al alumno siempre en el centro del aprendizaje (la tecnología es un medio y no un fin) y otorgándole mayor atención.

The following two tabs change content below.

Óscar Montero

Pedagogo, optimista y eterno aprendiz de informática. Las tecnologías son mi pasión y mi trabajo. Y mis aficiones el deporte y los viajes.
Compartir: