Windows Server 2016 ya está aquí, con nuevas funciones y una clara orientación hacia la nube

Esta última semana de septiembre de 2016 está previsto que Microsoft presente el nuevo Windows Server 2016 durante la conferencia “Microsoft Ignite” que se está celebrando en Atlanta. Como ya supondréis, esta nueva versión trae unas cuantas mejoras y añadidos interesantes con respecto a las versiones anteriores.

Con el anuncio de la nueva versión de Windows Server aprovecho para recordaros la conveniencia de actualizar los sistemas, ya que las nuevas versiones traen mejoras en la seguridad y el rendimiento, además de nuevas funcionalidades. En esta web de Microsoft puedes comprobar las fechas de soporte de las distintas versiones de Windows Server. Espero que no te queden servidores con Windows 2003, ya que está sin soporte desde el 14/7/2015, como ya comentamos en este post.

Mejoras que trae de la mano Windows Server 2016

Esta nueva versión de Windows Server presume de mejoras en 3 áreas fundamentales:

  1. Seguridad: La mejora en la seguridad y la reducción de riesgos para el negocio se consigue integrando varias capas de seguridad en el sistema operativo.
  2. CPD definido por software: Inspirados por la tecnología de Microsoft Azure (Servicio en la nube de Microsoft), aseguran una reducción de costes y una mayor flexibilidad gracias a las redes, el almacenamiento y los procesos definidos por software.
  3. Innovación: Esta nueva versión de Windows Server incluye nuevas tecnologías como los “Contenedores” de Windows o Nano Server, que permiten nuevas formas de implementar y ejecutar aplicaciones, tanto locales como basadas en la nube.

Como ejemplo de las mejoras, se puede revisar esta comparación entre las versiones de Windows Server 2008, 2012 y 2016.

Licencias

Windows Server 2016 viene con 3 tipos de licencias, cuyas características y precios orientativos puedes ver en este enlace.

A modo de resumen, estaríamos hablando de los siguientes tipos de licencias:

  1. Essentials: Una versión con limitaciones y pensada para organizaciones pequeñas, con menos de 25 usuarios o 50 dispositivos.
  2. Standard: Pensada para organizaciones que no requieren muchos servidores pero quieren un entorno robusto. Esta versión permite 2 servidores virtuales con Hyper-V e ilimitados “contenedores” de Windows.
  3. DataCenter: Esta es la versión por excelencia para el CPD definido por software. Permite servidores y “contenedores” ilimitados. Implementa mejoras en la virtualización: aislamiento de máquinas virtuales, mejoras en el almacenamiento definido por software y mejoras en las redes definidas por software.

NOTA: Básicamente, un “contenedor” es un lugar aislado donde una aplicación puede ejecutarse sin afectar al resto del sistema y sin que el sistema afecte a la aplicación. Los contenedores son la siguiente evolución en el campo de la virtualización. Puedes encontrar más información acerca de los “Contenedores” en los siguientes enlaces:

https://msdn.microsoft.com/es-es/virtualization/windowscontainers/about/about_overview

https://msdn.microsoft.com/es-es/virtualization/windowscontainers/containers_welcome

Opciones de instalación

Windows Server 2016 viene con tres opciones de instalación. A la habitual instalación con entorno de escritorio y la instalación Server Core, que ya venía con la versión anterior, han añadido la opción de instalación “nano server”.

  1. Server with Desktop Experience: Este es el nuevo nombre que le dan a la instalación con escritorio, antes era “Server with a GUI“. Esta opción de instalación, básicamente, incluye el escritorio de Windows 10 Anniversary edition Long Term Servicing Branch (LTSB), más la consola y las herramientas de administración de Windows Server 2016. Este tipo de instalación suele ser habitual y es recomendado cuando tenemos que ejecutar aplicaciones que requieren un interfaz de usuario local o para implementar servicios de escritorio remoto.
  2. Server Core: Es una opción de instalación más ligera y más segura, a la que se ha quitado el entorno de escritorio y la consola de administración. Está principalmente pensado para una administración remota, aunque sí incluye algunas herramientas locales como el administrador de tareas y consola de PowerShell.
  3. Nano Server: Es la opción de instalación más reducida, sin escritorio, sin herramientas. Se administra remotamente con PowerShell. Tiene unos requerimientos realmente reducidos. Es perfecto para instalar servidores con funciones concretas (DNS, Servidor WEB, Nodo de almacenamiento, …), ya que al ser un sistema reducido, la seguridad es mejor, los arranques/reinicios son más rápidos y necesita menos actualizaciones. Puedes ampliar la información sobre Nano Server en la web de Microsoft.

Soporte

Microsoft continua con su política de soporte a los sistemas operativos y dará hasta 10 años de soporte a Windows Server 2016. 5 años de soporte estándar y 5 años de soporte extendido.

Conclusiones finales

Microsoft presenta una nueva versión de su sistema operativo para servidores con mejoras realmente interesantes. Incluye y mejora  lo que había hasta ahora, que ha demostrado funcionar muy bien, y añade nuevas características claramente orientadas a la computación en la nube.

Más allá de las mejoras que trae esta nueva versión, es buen momento para recordar que tienes que mantener tu infraestructura actualizada, por seguridad y por rendimiento. Y, por supuesto, puedes contar con nosotros para acompañarte y asesorarte en la mejora y el mantenimiento de tu infraestructura.

The following two tabs change content below.

Ricardo Barbarin

Consultor de sistemas. DataCore DCIE. VMware VCA-DCV. En esto de la informática desde 1997. Me gusta hacer funcionar las cosas que hacen que las cosas funcionen, y no paro hasta conseguirlo.
Compartir: