Yo y mi plan de medios sociales (Parte 2): el Análisis D.A.F.O. y la identificación de nuestro público objetivo

En mi anterior post os comencé a hablar sobre cómo vamos a elaborar nuestra estrategia de medios sociales. En éste, pretendo desgranar un poquito más nuestra inmersión en estos medios. Hablamos de su importancia, de que estos medios han venido para quedarse y tú, como empresario o autónomo, no te puedes perder esta oportunidad. Hablamos sobre nosotros y nuestra competencia, dónde estamos nosotros y dónde nuestro mercado… pues bien, ¡toca continuar!

¿Qué es el Análisis D.A.F.O. y cómo puede ayudarte?

Ahora que ya sabes tu situación con respecto a tu mercado, te recomiendo que elabores un D.A.F.O. ¿Qué no sabes lo qué es? Pues vamos a ponernos en materia, porque este es un punto clave para mirarte las entrañas.

Un D.A.F.O es una herramienta de estudio. Se trata de analizar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu negocio, sea cual sea. Te recomiendo que lo elabores una vez hayas estudiado a tu competencia, pues ésta te dará información importantísima, y te ayudará en tu análisis.

Las debilidades y las fortalezas son internas, es decir, tuyas, y no dependen de nadie más que de la propia marca (empresa o profesional). Las fortalezas y las debilidades son tus  puntos fuertes y no tan fuertes ¿Qué haces bien y qué no tanto? ¿Qué destacar y qué corregir?

Las amenazas y las oportunidades son externas, es decir, que no dependen de ti. Pueden ser amenazas que provienen de la economía, del mercado,etc. Y lo mismo pasa con las oportunidades; se dan aunque ajenas a ti, y tú puedes y debes saber identificarlas y estudiar cómo aprovecharlas.

Si os parece, vamos a poner un ejemplo, que es como mejor podemos asimilar este tipo de conceptos.

Ejemplo: la empresa de comunicación

Imaginemos que somos una empresa de comunicación. Nos dedicamos a diseño web, creación y gestión de contenidos, etc. Salimos al mercado hace un tiempo, pero sin planificación alguna (nos ponemos en el peor de los casos). No elaboramos un business plan y vamos dando palos de ciego.

Vayamos pues al grano:

DEBILIDADES

En este caso, recordamos que son cuestiones internas, por lo que vamos a estudiar esta marca ficticia. Sus debilidades podrían ser: falta de previsión, objetivos no definidos, no existen estrategias definidas,etc.

AMENAZAS

Competencia más preparada y más estable, situación económica, mercado saturado, existen páginas y negocios los cuales ponen a disposición de los clientes herramientas para que lo hagan ellos, etc.

FORTALEZAS

Equipo preparado, calidad, motivación del equipo, etc.

OPORTUNIDADES

Vivimos en un momento en el que Internet está en auge, existe casi obligatoriedad por parte de las marcas de estar presente, las empresas comienzan a invertir en estos medios, etc.

 

La mejor manera de plasmar un D.A.F.O. es mediante un cuadro como el siguiente:

Ejemplo D.A.F:O.

Así podemos ver la información de manera global y hacernos a la idea, de un vistazo, de cuál es nuestra situación actual.

Bueno, pues vamos tachando tareas pendientes. Una vez estudiada nuestra marca, nuestra competencia y el mercado, vamos sacando conclusiones.

¿Sabes quién es y dónde está tu público?

Dependiendo de a qué te dediques, tendrás un público u otro, un target más amplio o más especializado. No importa el tamaño de tu target. Puedes dirigirte a un sector concreto que tenga mucho interés por tu marca, o puedes vender un producto más genérico con un público más generalizado. Lo importante aquí es localizarlo y conocerlo, saber a quién te estas dirigiendo y apuntar con tus estrategias.

¿Y dónde encuentro a mi público si soy nuevo en los medios sociales? Te recomiendo que te detengas en tu análisis de la competencia, ésta te dará información (si no tienes idea por dónde empezar) sobre dónde se encuentra.

Los medios sociales son muchos y cada vez van surgiendo más. Cada uno tiene una naturaleza y una razón de ser propia por lo que, dependiendo de la marca, nos centraremos  en unos, dejando atrás otros que probablemente no den resultados. Todo esto depende de la comunicación y de la imagen de marca que quieras dar.

Por ejemplo, si retomamos la idea de la empresa de comunicación, pensaremos en Twitter, Facebook, LinkedIn, e igual no tanto en Tuenti o Instagram. En dichas Redes Sociales es donde puedes encontrar a tu público objetivo y, además, concuerda con tu estrategia de comunicación y también con la naturaleza de estos medios. Cabe destacar que no por estar en todos los medios sociales vas a ser más visible. Es decir, si vas a abrir varios perfiles en varios medios, sé consciente de que todos ellos necesitan de actualización y seguimiento. Y es que, tal y como comenté en mi anterior post, “no hay nada peor que estar por estar”.  Esto no es tarea de un día, sino que necesita su tiempo y dedicación, y los resultados no vienen solos, hay que trabajarlos.

Los inicios siempre son duros. Hay que darse a conocer, generar y gestionar la imagen de marca, atraer al público y crear comunidad, y es por eso que decimos que no puedes crear todo esto en un par de meses. Paciencia, constancia y buenos contenidos son claves para nuestros medios sociales.

 

¿Y vosotros? ¿Cómo lleváis esta aventura en los medios sociales? ¿Habíais tenido en cuenta estos puntos a la hora de abrir los perfiles?

Estaremos encantados de compartir con vosotros otros puntos importantes con respecto a la comunicación digital. Como siempre, ¡os esperamos en los comentarios!

The following two tabs change content below.

María Vizcay

Licenciada en derecho, MBA y community manager. Apasionada por el marketing, la comunicación y los medios sociales.
Compartir: