Yo y mi plan de medios sociales (Parte 3): los objetivos de comunicación

Ya llevamos dos post tratando nuestro entorno, analizando y estudiando tanto lo que está a su alrededor como nuestro mundo, y ya ha llegado la hora de dar el salto. Es importante conocerse a sí mismo, pero tan importante es el yo como sus circunstancias, porque es una de las razones de tu ser. En esta ocasión hablamos de una marca, un emprendimiento, un negocio, por lo que nos centramos en lo profesional. Pero, aun así, lo que nos rodea nos va definiendo y amoldando.

Bien, hemos visto varios aspectos:  el entorno, la competencia, análisis DAFO, publico objetivo, etc. Quedo a vuestra entera disposición para tratar temas y debatir sobre lo ya tratado, pero hoy vamos a dar un paso más y vamos a establecer unos objetivos de comunicación.

Mis Objetivos

Los objetivos son unas metas, una serie de fines que  queremos alcanzar a través de una serie de estrategias. Definir y establecer unos objetivos claros, medibles (en la medida de lo posible) y reales, es una tarea esencial. Es lo que tú, tu empresa o tu marca quiere llegar a conseguir. Existen diferentes tipos de objetivos:  financieros, de marketing, etc. y todos ellos deben apuntar hacia la misma dirección.

Los objetivos de comunicación tienen que ir de la mano con otros objetivos de distinta naturaleza. A mí, personalmente, me gusta referirme a ellos como una guía, siempre revisable, para que todos los que trabajan para la marca sepan a dónde van. La unificación de todas las fuerzas es esencial. No podemos “tirar” en direcciones diferentes, porque los objetivos no tendrán ningún sentido. Se tiene que saber a dónde queremos llegar.

Por eso es importante establecer objetivos claros y reales, y el haber estudiado el entorno y a nosotros mismos es una ayuda importantísima. Es decir, esto es lo que soy, lo que ofrezco y quiero dirigirme o comunicarme con mi público conociéndome perfectamente y haciendo que me conozcan.

Objetivos de comunicación: cuantitativos y cualitativos

Como ya hemos visto en anteriores post, puede ser que se empiece de cero o que ya se tengan varios perfiles abiertos, pero con necesidad de  replantear la situación o empezar a activar este medio. Hay que tener claro que, bien gestionado, puede echarnos una mano valiosísima en esto de la imagen de marca y en la eficacia de la comunicación.

Los objetivos de comunicación online, tras revisar nuestra situación en medios sociales, deberían establecerse en base a por qué queremos estar presentes en las redes, qué queremos conseguir, qué queremos comunicar y de qué forma, etc.  Y siempre, SIEMPRE, tienen que ser objeto de revisión. Esto es importante y, pese a haberlo repetido en varias ocasiones, me gustaría que quedase grabado. ¿Y por qué lo considero tan importante? Tu marca, tu negocio, cambia y se transforma de acuerdo al mercado, las modas, las necesidades…  y con ella debe cambiar la forma de comunicarse. Y con el avance del mundo 2.0 la adaptación a los cambios y a las nuevas tendencias es fundamental.

Vamos a diferenciar los objetivos  entre cualitativos y cuantitativos.

Los objetivos cualitativos (como su mismo nombre indica) son aquellos objetivos que hacen referencia a la cualidad. No desvelo nada nuevo, pero está bien diferenciarlos. En el caso de hablar de cuantitativos, hablamos de cantidad. Los cualitativos son más subjetivos y por ende más difíciles de medir. Sin embargo, tratan la imagen de marca, la notoriedad, la reputación, el posicionamiento, etc. y estos conceptos son los que más valoraremos.

Por ejemplo, cuando vayamos despegando con la creación de nuestra comunidad, el hecho de conseguir seguidores o fans, es un hecho muy positivo. Pero, sin embargo, es más recomendable contar con una comunidad pequeñita pero que interactúe con la marca, la recomiende, se interese. Es decir, que no por contar con una comunidad enorme tengas que estar cumpliendo con tus objetivos de posicionamiento, imagen de marca, etc.

Objetivos cualitativos

Podemos diferenciar el establecimiento de estos objetivos en base a nuestro recorrido en medios sociales, y así dividirlo en dos fases.

Fase 1

Esta primera fase consiste en el lanzamiento de la marca en el mundo 2.0. Es decir, somos nuevos o “semi-nuevos” y queremos abrir o activar nuestros perfiles. Los objetivos de esta primera fase serian;

  • Creación de imagen de marca
  • Posicionamiento
  • Creación de una comunidad alrededor de ésta.
  • Visibilidad

Fase 2

En la segunda fase, y cumplidos los objetivos de la primera, podemos pasar a reforzar e incrementar estos objetivos;

  • Reforzar la imagen
  • Identificación e interactuación de la comunidad con la marca
  • Mejor posicionamiento en la mente del cliente
  • Mejora de la notoriedad y la visibilidad.

Objetivos cuantitativos

Estos objetivos hacen referencia al tamaño de nuestra comunidad en medios sociales, al tráfico que generamos hacia nuestro negocio, las visitas a la página web… también, por ejemplo, las compras si se trata de una tienda online. Son datos objetivos que debemos analizar para saber si estamos yendo por el buen camino o si, por el contrario, debemos revisar nuestras estrategias.

 

Una vez fijados los objetivos (el qué), debemos establecer el cómo, es decir, las estrategias que vamos a llevar a cabo para alcanzarlos.

Como siempre os espero en los comentarios. Y vosotros… a la hora de fijar objetivos de comunicación ¿en qué os basáis? ¿qué es lo más importante?

The following two tabs change content below.

María Vizcay

Licenciada en derecho, MBA y community manager. Apasionada por el marketing, la comunicación y los medios sociales.
Compartir: