El Colegio de Registradores de España adjudica el proyecto de virtualización y VDI a Conasa

Conasa Registradores de EspañaCONASA ha obtenido la adjudicación del proyecto de virtualización de servidores y despliegue inicial de virtualización del puesto de trabajo en el Colegio de Registradores de España. El trabajo se lleva a cabo durante los meses de abril y mayo y tiene un presupuesto de 175.291 €.
Al proceso de licitación se presentaron 15 empresas punteras, entre las que estaban los propios fabricantes. El Colegio de Registradores tiene 1300 registros (oficinas). Aglutina todos los registros mercantiles, de la propiedad y de bienes muebles del país. En el Colegio trabajan 800 personas: 340 de ellas son personal informático, un 50% en outsourcing (sus empresas, INDRA e IECISA también se presentaron a la licitación).

La organización tiene 2 sedes en Madrid, unidas por fibra óptica, lo que ha facilitado el montaje de un metrocluster en el sistema de almacenamiento: es una solución de replicación síncrona –simultánea en los dos nodos o sites- que permite interactuar con cada nodo indistintamente. El proyecto desarrolla un entorno de alta disponibilidad, capaz de absorber las eventuales caídas incluso de todos los servidores de un nodo. La infraestructura comprende 44  procesadores y 328 GigaBytes de RAM, en 7 servidores físicos. La virtualización se ha montado con VMWare, y la plataforma VDI con View (se eligió este software por los requisitos demandados por el cliente).

A la fase final del concurso -defensa del proyecto- fueron admitidas dos empresas: CONASA (con tecnología IBM) y HP en directo. El éxito final de la propuesta de CONASA se ha debido en buena medida a la metodología sugerida para el proyecto. El diseño lógico ha sido acompañado de un diseño físico, que describe detalladamente los pormenores del sistema, y por una explicación que incluye aspectos como equipo de proyecto, planificación (tareas y diagrama de Gantt), análisis de riesgos, plan de pruebas y gestión del proyecto, de acuerdo con los procedimientos establecidos en el sistema de calidad (CMMI).

El proyecto tiene en cuenta su escalabilidad en el despliegue interno y la proyección de la misma tecnología en los registros (oficinas), redimensionada a sus características. Por eso,  a la buena noticia de la adjudicación se unen las altas expectativas de construir nuevos proyectos a partir de los resultados.

Compartir: